Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Ad sidera Visus

Historia de Francia. Síntesis.

La Historia del Estado que se denomina Francia tuvo su comienzo con la victoria de Teodorico sobre Atila el año 451

Los galos se asentaron en las tierras de la Galia bajo la autoridad de Meroveo.

A Meroveo le sucedió su hijo Childerico dando a la dinastía Merovingia.

La dinastía Merovingia vino a ser el comienzo del Estado Franco.

 

A Childerico le sucedió su hijo Clodoveo en 481. Clodoveo, que era “pagano”, se casó con Clotilde, católica. Viéndose Clodoveo en apurada situación frente a tribus germánicas invocó al Dios de su mujer prometiendo su conversión si alcanzaba la victoria. Tras vencer Clodoveo se hizo bautizar y S. Remigio que le administró el Bautismo le dijo: “Quema lo que has adorado y adora lo que has quemado”.  

Los “reyes” Merovingios fueron llamados “reyes holgazanes”. Exceptuando a Clodoveo, Clodión y Meroveo los demás apenas llegan a ser recordados.

Doscientos cuarenta y un años “reinó” la dinastía Merovingia con veintiocho reyes de los cuales solo cinco de ellos tuvieron bajo su autoridad los territorios de Clodoveo.

Ocho “reyes” Merovingios murieron degollados

Clodoveo, que murió en 511, repartió sus dominios entre sus cuatro hijos: Teodorico, Clodomiro; Childeberto y Clotario

Dagoberto I fue el último de los Merovingios, año 752

Ante la holgazanería de los “reyes” los mayordomos de los palacios asumieron el poder, para hacer frente a nuevos invasores.

En Austrasia, Pepino “el Viejo” y su nieto Pepino de Heristal fueron no solo mayordomos de palacio sino verdaderos soberanos. Sin título de rey sino de duque.

Pepino se casó con Plectrudis con  la que  tuvo  dos hijos Carlos y Childebrando 

Este Carlos, será el célebre Carlos Martel que vencerá a los árabes de Abderraman cerca de Poitiers en el año 732. Carlos Martel gobernó bien y salvó a los Francos y a Occidente del Islam. Carlos murió a los 52 años en 741.

Antes de su muerte dividió sus dominios entre sus dos hijos: Pepino “el Breve”, por  estatura, y Carlomán. En 746 Carlomán se retiró a un convento y los territorios pasaron a manos de su hermano Pepino.

En 754 el Papa Esteban II consagró con el óleo santo a Pepino junto con sus hijos Carlos y Carlomán

Pepino murió en 768 y en 771 su hijo Carlomán Quedó Carlos, que será Carlomagno.

Carlomagno alcanzó grandeza bajo distintos aspectos como: militar, legislador, gobernador e intelectual. Realizó expediciones a Germania, sometiendo a los Sajones, a Hispania y a Italia. Combatió a los Sarracenos y a los Hunos. Prestó las ayudas que solicitó el Papa, que le coronó: ¡Salud y victoria a Carlos Augusto, grande y pacífico emperador de los romanos! Desde entonces dejó el nombre de “Patricio” para llevar el de “Emperador y Augusto”

Para el gobierno de su vasto Estado se sirvió de agentes locales y permanentes: magistrados y vasallos para el orden y de otros temporeros, los “missi dominici”, para la administración. Para el gobierno central convocaba “asambleas” que examinaban los temas y redactaban leyes, llamadas “capítulas”.

En palacio formó la llamada “academia de palacio” sobre: gramática, retórica, lógica, astronomía, geometría e incluso teología.

Alejandro helenizó el Oriente y Carlomagno latinizó el Occidente

En el año 810 perdió a su segundo hijo y al siguiente a su primogénito. Convocó una asamblea general a la que propuso que su tercer hijo, Luis, fuera reconocido rey-emperador. En Aquisgrán el año 813 Luis fue coronado. Conocido como Ludovico Pio

Residiendo en Aquisgrán murió el 28 de febrero de 814 a consecuencia de una pleuresía habiendo cumplido 71 años.

Carlomagno trató de ser al mismo tiempo Cesar, Augusto y Constantino pero la unidad del imperio y el poder absoluto del emperador se hundieron en su tumba.       

Al subir al trono Ludovico Pio cometió un grave error proponiendo a la asamblea asociase al imperio a su hijo Lotario y como reyes vasallos a sus hijos Pepino y Luis.

El Papa Esteban IV consagró emperador a Ludovico Pio en el año 816.

Habiendo enviudado se caso con Judiht, joven de Baviera, que en 823 dio a luz un hijo, Carlos “el Calvo”

A petición de Judiht Ludovico Pio quiso modificar el reparto que había hecho entre sus anteriores hijos dando parte al último Carlos el Calvo. Esto dio lugar al enfrentamiento entre los hermanos

Murió Ludovico Pio el año 840 a causa de una terrible calentura. Antes de morir perdono a sus hijos y les recomendó la armonía. Durante tres años hubo luchas entre Lotario, Luis y Carlos, pues Pepino había muerto.

El año 843 los hermanos reunidos en Verdún acordaron un reparto, dando lugar a la formación de tres reinos distintos e independientes, habitados por pueblos de raza idioma y costumbres sumamente diversas.

Entre los once reyes carlovingios que sucedieron solamente Luis III, Carlomán, Luis de Ultramar y Lotario se mostraron activos y decididos, los demás fueron indolentes e indecisos que se dejaron llevar por la corriente de los sucesos.

Los señores feudales, vasallos del “rey del entorno” ejercían un dominio despótico sobre sus subordinados. El estado imperial decae y el feudal se acrecienta.

Luis V “el Holgazán” murió en 987 sin dejar herederos y con él terminó la dinastía Carlovingia.

Se reunieron los grandes de la Galia para elegir al más destacado y nombrarle sucesor.

Fue elegido el duque Hugo Capeto, siendo coronado el día 1 de julio de 987.

 Hugo quiso dejar asegurada la sucesión al trono a su hijo Roberto. Reunió a los grandes en la basílica de Santa Cruz y entre aclamaciones fue coronado Roberto y establecida la dinastía de los Capetos. Hugo murió en octubre de 996 y la corona pasó a Roberto. Al que sucedió su hijo Enrique I, y después de éste a Felipe I, nieto de Roberto. Los tres fueron verdaderas medianías, tanto en talante como en talento, aunque Roberto se mostró inclinado al bienestar del pueblo.

Enrique I se casó tres veces y murió en 1060.

Felipe I se casó a sus 19 años con Berta, de la que tuvo a Luis el Gordo. Felipe se “encaprichó” de una célebre belleza, Bertrada, y pretendió se considerase nulo el matrimonio con Berta, por razones de parentesco. La jerarquía eclesiástica rechazó la pretensión. Pasaron doce años para que Felipe se arrepintiera y volviera con Berta.

A Felipe I le sucedió su hijo Luis VI y la monarquía reapareció activa y fuerte.

Durante los 43 años del reinado de Luis VII,”el Joven” no se presentaron acontecimientos ni personajes dignos de mención

Con Felipe II, llamado “Augusto” e  hijo de Luis  el Joven se abrió una era de vigor y progreso. Felipe, aunque valiente y decidido, no era guerrero ni conquistador. Se mostró prudente con su retirada de la tercera Cruzada, en la lucha contra los Albigenses y en la expedición de su hijo Luis a Inglaterra.

Estando casado con Isabel de Hainaut tuvo un hijo Luis. A los tres años de la muerte de Isabel se casó con Ingeburga sin haberla conocido. Se enamoró de una princesa, Inés, de origen tirolés, pretendiendo se calificara su matrimonio nulo por razones de parentesco, pero la Jerarquía no lo admitió y calificó de ilegítima la unión con Inés. Esta situación duró cuatro años al cabo de los cuales Felipe se arrepintió, se separó de Inés y se reunió con Ingeburga.

Felipe se ocupó de la ciudad con iglesias y mercados, agrandó el palacio del Louvre y prestó atención a las letras y a las artes. Murió a la edad de 58 años, el año 1223.

Su hijo Luis VIII heredó un gran reino, reuniendo en su persona la dinastía Carlovingia por su madre Isabel (hija del Carlos Lorena, último rey Carlovingio) y la dinastía de los Capetos.

Era hombre de medianas condiciones, imprevisor y ligero en sus determinaciones,  débil y tornadizo a la hora de actuar.

Se casó con Blanca de Castilla y fue el padre de Luis IX, que sería San Luis.

Tras su campaña en la Francia meridional, disgustado y enfermo murió a su regreso a Paris el año 1226.

Luis IX fue rey durante 44 años de los cuales 15 pasó lejos de su reino, dejando el gobierno en manos de Blanca de Castilla. Se casó con Margarita, hija del conde de Provenza con la que tuvo seis varones y cinco hembras.

Luis IX prefería la paz a la guerra, a la que acudió como un deber y en la que se comportó heroicamente como caballero. Murió el 25 de agosto de 1270.

Fue canonizado en el año 1297

A Luis IX le sucedió Felipe III “el Atrevido” tenia escasas facultades y su reinado de quince años tuvo mal comienzo y se desarrollo sin paz ni gloria. La matanza de franceses en 1282,  conocidas como “Vísperas Sicilianas” Murió en 1285

El trono pasó a Felipe IV, “el Hermoso”, frio, taciturno, duro de carácter y violento. En sus primeros años del reinado tuvo que luchar en los Pirineos con Alfonso III y Jaime II, reyes de Aragón. La paz se alcanzó con el tratado de Tarascón. También hubo de luchar con los Flamencos, que le derrotaron en Courtrai en 1302

Felipe se propuso restringir los privilegios y poder de la Iglesia. Las disposiciones adoptadas por Felipe dieron lugar a una bula del Papa Bonifacio VIII que sancionaba con “excomunión”. Hay un enfrentamiento entre el Papado y el Poder absoluto de los reyes.

Felipe aprovecho la estancia en territorio francés del Papa Clemente V para retenerle en Aviñón, el llamado “cautiverio de Babilonia” y forzarle a que condenara al Papa Bonifacio y aboliera la Orden de los Templarios, pues ambicionaba las riquezas de la Orden. Felipe era profundamente egoísta y astuto, interesado por su situación y sus pasiones y despreocupado de la moral de gobierno, llegó a falsificar monedas.

Felipe IV tuvo tres hijos: Luis X “el Hutin”, Felipe V “el Largo” y Carlos IV “el Hermoso” Felipe murió en el año 1314.

A Felipe IV le sucedió su hijo Luis, que tuvo que continuar la lucha contra Flandes.

Cuando en 1316 murió Luis solo tenía una hija y su mujer se encontraba encinta.

Felipe se hizo cargo de la Regencia en espera del parto de la reina. La reina dio a luz un hijo que murió a los cinco días.

Ateniéndose a la ley Sálica, según la cual mujer no puede reinar. Felipe fue coronado rey  en Reims el año 1317. Cinco años después murió Felipe sin dejar descendencia.

Le sucedió el hermano Carlos, que también murió en 1328  sin tener hijos.

El conde de Valois, Felipe, nieto por línea masculina de Felipe el Atrevido, se consideró con derecho a la herencia       

El rey de Inglaterra, Eduardo, nieto por línea femenina de Felipe el Hermoso, también se consideró heredero

Felipe de Valois se casó a los 58 años con Blanca de Navarra y tuvo un hijo, Juan, “el Bueno” que le sucedería

Felipe murió en 1350 encomendando a Juan que sostuviese con energía los derechos que heredaba.

Juan era  frívolo, aturdido, imprevisor, terco y violento y menos apto que su padre. Aunque fundó la Orden de la Estrella, para reanimar a los a la nobleza no lo consiguió y hubo de recurrir en 1355 a la  convocatoria  “Estados Generales” a fin de encontrar soluciones a los males existentes.

En un encuentro con el príncipe de Gales Juan perdió la vida y le sucedería su hijo mayor Carlos de 19 años.

Carlos hubo de mantener guerra con el rey de Navarra en razón de la posesión de unos castillos, aunque el verdadero motivo que tenía el rey de Navarra era desterrar a los Valois y a los Plantegenet y ocupar personalmente el reino de Francia

En razón de estos pretendidos derechos al trono de Francia por una parte del  conde de Valois y de otra el rey de Inglaterra se inició una lucha, llamada la “guerra de los cien años” que terminó a favor de Carlos VII, coronado rey de Francia frente al rey de Inglaterra Enrique V.

Especial intervención al final de la contienda la tuvo una joven campesina “Juana de Orleans”. Traicionada en la defensa de Compiegne fue detenida por los ingleses. Fue acusada de “brujería”, juzgada por la Inquisición le condenó a ser quemada en la hoguera en la plaza del viejo mercado de Ruan en 1431.   

Comentario

De lo que he recogido y puesto en este escrito sobre la Historia de Francia se diría que la Historia de Francia es la historia de sus reyes fechas de nacimiento y muerte. Quienes fueron sus padres y sus mujeres. Que ambiciones, enemistades y diversiones tenían. Las luchas, no se pueden denominar guerras, por ampliar sus dominios y su poder.

La Historia de un Pueblo no es la vida de sus reyes o sus jefes.

La Historia de un Pueblo la forman sus modos de vivir, sus comportamientos y sus aportaciones. Sus obras de arte, su cultura y su civilización.

Es evidente que en toda la Historia del Pueblo sus jefes deben dejar su impronta por su comportamiento, por sus aportaciones, por su buen gobierno.

A los jefes, como a los árboles, se les conoce por sus frutos.

Se destacan algunas figuras como son: Clodoveo, Carlos Martel, Carlomagno, Hugo Capeto y su hijo Roberto, Felipe “Augusto”, Luis IX, Felipe IV (de mal recuerdo),      

 Acontecimientos importantes fueron: La victoria de Poitiers en 732, las 31 campañas de Carlomagno y la creación del imperio galo-germano-romano, la participación en las Cruzadas, el “cautiverio de Babilonia”, la “conquista” de Inglaterra, la “guerra de los cien años”

 

Tres dinastías francesas son:

Merovingia desde 511 a 752, con 28 reyes

Carlovingia desde el fin de la anterior a 987, con 13  reyes

La de los Capetos desde 987 a 1793, con 33 monarcas

Lo relatado llega hasta el rey Carlos VII y a éste le sucedieron:

Luis XI, Luis XII, Luis XIII el “Justo”, Luis XIV “el rey Sol”,

Luis XV, nieto de Luis XIV, y  Luis XVI, que murió en la guillotina

 

 

 

 

 

 

 

 

La historia de un Pueblo no es la narración de la vida de sus Jefes o sus Reyes, sino la de sus modos de vida, de sus pensamientos, de sus costumbres, de sus tradiciones, de sus ordenaciones tribales, familiares, sociales.

Ciertamente los Jefes aportaran su “impronta” y será interesante conocer su vivir.

La historia de la época de Franco viene dada por sus “obras de gobierno”:

La “redención” de la clase Proletaria elevada a clase media, disponiendo de casa, de un Hogar. “Que no haya una casa sin pan, ni un hogar sin lumbre”    

La creación de la Seguridad Social, con su red de Hospitales donde son tratados los pacientes pudientes y los que no disponen de capitales, sin diferencia de trato.

El sistema de pensiones a la “hora de la jubilación”. La retribución de los días no laborales. Las dos “pagas extra” de Navidad y del 18 de Julio. El periodo de vacaciones anuales retribuidas

El acceso de los hijos de operarios a la Universidad

El desarrollo de la Industria, mediante el Instituto Nacional de Industria, pasando de país agrícola a industrial, novena potencia industrial de Europa.

El Plan Hidrológico Nacional, con la formación de tantos Pantanos. Hoy estamos viviendo del agua que recogen las aguas que bajan de las montañas.

La neutralidad en la Guerra Mundial, conservando la paz interior y evitando ser invadidos por las Fuerzas de Hitler con su operación Barbarroja.

Aunando a los españoles frente a la ONU. y en la empresa común del Desarrollo y suprimiendo la división con los Partidos

Fomentando la investigación con el Instituto de Investigaciones Científicas Torres Quevedo

Creando el Consejo de Estado, para asesorar al Jefe del Estado en situaciones graves, del que forman parte personalidades de las distintas ramas de la vida, no de un Partido.

Instaurando la Monarquía, que había quedado trasnochada y sin calado popular.

Hoy hay quienes no pudiendo negar esta buena labor de gobierno nacional, dicen que todo esto es consecuencia de los tiempos, no admitiendo la Obra de Franco. Es tan inadmisible como no reconocer que fue:

Newton quien estableció la ley de la gravedad, 

Pelayo inició la Reconquista.

Cristóbal Colon quien descubrió el Nuevo Mundo,

Fernando e Isabel formaron la Nación de Española,

Marconi inventor de la radio.

Posiblemente estas aportaciones otros las hubieran realizado o descubierto pero no por eso menospreciemos lo que nos dejaron

Exponer toda la Obra de los tiempos de Franco no quita que se den a conocer donde nació, cómo intervino en África y en el Desembarco en Alhucemas, cómo formó la Academia General Militar,  cómo mandó reprimió la Revolución del 1934, cómo dirigió la Cruzada de Liberación, cómo trató al Comandante Vicente Rojo y mandó que le reconocieran el grado de General, que habría alcanzado normalmente.

También se puede contar su afición a la caza y la pesca.

Franco estuvo a la altura del puesto que desempeñó como Generalísimo de los Ejércitos y como Regente del Reino de España.  

Con la pretensión de su descalificación dicen los fusilamientos que hubo durante su mandato y por el contrario no comentan el sin número de asesinatos de los Rojos

Donde encuentran un “Paracuellos del Jarama” en la Zona Nacional

De los que mataron en la Zona Nacional unos fueron en aplicación del Código de Justicia Militar al haberse opuesto al Alzamiento y éste triunfar, es el caso del “abuelo de Zapatero”, o de los Generales con mando en Plaza y perdiendo,  perdieron la vida.

Otros fueron muertos en los comienzos de la Contienda, es decir sin tener Franco el Mando.

Una vez acabada la contienda, los acusados y los sospechosos fueron sometidos a Juicios de Tribunales Militares. Los componentes del Tribunal, eran Militares, ni políticos, ni vengativos. Las sentencias en correspondencia con las pruebas y testimonios.  Muchos habían asesinado a más de uno, así los componentes de las temidas “brigadas de García Atadel, del Amanecer, de Bellas artes, de Fomento” en Madrid. Los que mataron, como se mata a un toro en la plaza del pueblo de Yepes (Toledo)  Esto lo he oído yo a los mismos asesinos.

Yo he conocido a muchos comunistas o anarquistas, no asesinos, como Higinio Añibarro, Juan Aragón Ariza, Ángel Vivas Varo, que no les pasó más que pasar por un campo de concentración  unas semanas.

Todo esto no es más que pretender hacer Justicia, pues no juzgar y sancionar los delitos sería una injusticia. Desde luego pudieron los Tribunales Militares cometer errores, pero no horrores. 

Ahora bien, hoy en día,  muchas personas prestan atención a lo que digan los “medios de información” y hacer leña del árbol caído. En lugar de invocar la memoria histórica, que abran a modo de “La Causa General” para presentar los “crímenes del Régimen”