Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Ad sidera Visus

Roma y el Imperio

Se considera que Roma fue fundada el año 753 antes de J, C.

La Roma primitiva estuvo envuelta en guerras casi continuas: la margen derecha del Tíber estaba en poder de los “etruscos”, y era, a su vez, un foco de turbulentas incursiones en aquellas regiones montañosas: los habitantes de las llanuras del Lacio, los “latinos”, eran totalmente  afines de  los “romanos”.

Roma formó parte de la confederación de comunidades de lengua latina, de la cuales era el principal muro de defensa, gracias a su admirable organización civil y militar.

Inicialmente rigieron siete monarcas: Rómulo, Numa Pompilio, Tulo Hostilio, Anco Marcio, Tarquino el “Mayor”, Servio Tulio, y Tarquino el “Soberbio”

 

El año 510 antes de J. C. se proclamóla República.

Su población estaba constituida por la fusión de “latinos” y “sabinos”.

A las instituciones existentes del Patriciado, Senado, Asamblea curiata, etc. se añadieron el Consulado yla Dictadura.

Los primeros acontecimientos importantes fueron las luchas entre patricios y plebeyos, que terminó con la admisión de los plebeyos a todas las magistraturas

El primer paso hacia el Imperio fue su gradual predominio sobrela Ligade las ciudades latinas, que llegó a tener estado político el año 338 antes de J. C.

Al mismo tiempo obtuvo el dominio de las ciudades griegas de Campania

En cuanto a los “etruscos”, pronto fueron subyugados, de modo que a principios del siglo III antes de J. C. Roma tenía ya bajo su gobierno toda la península Itálica.

La mayor calamidad de Roma, en sus primeros tiempos, fue su larga lucha contra Cartago. Después de tres prolongadas guerras (del 264 al 146)  Cartago fue destruida.

Conquistó y se anexionó Macedonia

En el año 133 el último rey de Pérgamo cedió sus dominios a Roma, que formarían  la provincia romana de Asia.

Finalmente  conquistó Grecia, cuya cultura asimiló

Casi al mismo tiempo inició la conquista de las Galias.

Los últimos anales dela Repúblicaabundan en luchas por el monopolio de la política romana entre los caudillos militares (Escipiones, Mario, Sila, Pompeyo, Julio Cesar, y Marco Aurelio)

El sistema imperial emergió, por sí mismo, del teatro de las sangrientas luchas dentro y fuera dela Península.

La victoria de Octavio, que tomó el nombre de “Augusto”, le dio el dominio absoluto en el año 31 antes de J. C. Fue el primer “emperador” romano. No aspiró a ulteriores extensiones del Imperio, sino que procuró establecer la “pax romana” Las provincias fueron bien gobernadas y enla Penínsulase llegó, con los “Augustos”, a un alto grado de florecimiento.

A la línea Claudia-Juliana sucedió la que implantaron los orientales en la persona de Vespasiano

A Nerva siguieron emperadores militares, de grandes cualidades políticas, como Trajano y Adriano y luego los “Antoninos”.

Al emperador filósofo Marco Aurelio le sucedió su débil y vicioso hijo Cómodo, asesinado en 180 y a éste le sucedieron una larga serie de nombramientos militares.

Aureliano, en el año 270, halló el Imperio al borde de la ruina por disensiones internas y los asaltos de las tribus germánicas

Diocleciano empezó una nueva era, restaurando las instituciones imperiales y reformando la administración. Dividió el Imperio en dos partes: Oriental y Occidental.

El año 330 se aprecio la preferencia de Constantino por la antigua ciudad griega de Byzantium, centralizando en ella el gobierno y dándole el nombre de Constantinopla

El cristianismo se adoptó como religión oficial del Imperio

La decadencia del Imperio se acusó con sus sucesores

A la muerte de Constantino el Imperio quedo dividido Se sucedieron una serie de emperadores, como Juliano el “Apóstata”, Valentiniano, Graciano y Honorio, .envueltos en incesantes luchas.

En el primer cuarto del siglo V  comenzó la invasión de los “barbaros”;

Los “godos”,  mandados por Atila, entraron en la península Itálica y en  las Galias.

Los “vándalos”, bajo el mando del cartaginés Amílcar, entraron en la Marca Hispánica

Roma fue saqueada por Alarico en el año 410 y destruida en el 455 por los “vándalos”

El poderoso Imperio cedió el  puesto al Sacro Romano Imperio, en Occidente y al Imperio Bizantino de Constantinopla en Oriente                 

Notas tomadas dela Enciclopedia  y en las siguientes páginas recojo historias de Roma, sacadas del libro “Una de Romanos”  Un paseo porla Historiade Roma, del doctor en  Filosofía, Carlos Goñi Zubieta, que nació en Pamplona en el año 1963.   
Septiembre de 2.00

HISTORIAS  DE  ROMA

Origen de Roma

A los mellizos Rómulo y Remo su tío Amulio los metió en una cesta que echó al rio Tiber para que murieran. La cesta fue a parar a un remanso del rio, donde una loba los recogió e incluso los amamantó. Un pastor, Fáustulo, los vio y se los llevó a su mujer. Siendo mayores  los mellizos, y muerto su abuelo Mumítor, acordaron un reparto de las tierras del abuelo. Remo no respetó el reparto y Rómulo le mató quedándose con todas las tierras. En memoria de Remo esta tierra se llamaría Roma. Año753 a. C.

El rapto de las Sabinas

En las tierras de Rómulo no había mujeres, por tanto pronto quedarían vacías y sus vecinos del norte, los Sabinos, las ocuparían. Tuvo Rómulo una feliz idea: invitar a las familias vecinas a una fiesta y mientras los hombres competían entre sí, hombres de Rómulo raptarían a las mujeres e hijas de los sabinos, para así tener descendencia..

Este rapto trajo el enfrentamiento a muerte de sabinos y romanos. La lucha era tan feroz que las mujeres sabinas, para evitar quedar viudas o huérfanas, decidieron interponerse entre los contendientes y así consiguieron detener la lucha y acordar reparto de tierras y condiciones de convivencia.

Guerra entre trillizos

Tras la desaparición de Rómulo los pueblos nuevamente se enfrentaron.

Ahora son los “albanos” la ciudad madre de Roma, Alba Longa y los “romanos”

Para dirimir a quien correspondía la supremacía se acordó un duelo entre  tres hermanos por una y otra parte. Los “romanos” eligieron a los hermanos Horacios y los “albanos” a los Curiacios. Daba la casualidad de que en ambos bandos los hermanos eran “trillizos”

A la primera de cambio cayeron dos de los Horacios, pero este último estaba ileso y los tres Curiacios vivos, heridos. Uno tras otro fueron cayendo los tres Curiacios y el vencedor entró en Roma y aclamado por el pueblo. La población de Alba Longa se traslado a Roma y de la ciudad no quedó piedra sobre piedra, año665 a. C.

Suicidio de Lucrecia

Habían pasado 244 años desde la fundación de Roma  cuando los romanos ponían sitio a la rica ciudad de Árdea. En el campamento pasaban el tiempo discutiendo de amores y amoríos Sexto Tarquino, hijo del rey, y su primo Tarquino Colatino. De la discusión pasaron a la apuesta sobre lo que harían sus respectivas mujeres, mientras ellos combatían  Para determinar quién era el ganador tuvieron que trasladarse y sorprender a sus respectivas damas en sus habituales jornadas.

La del príncipe las pasaba rodeada de sus parientes y amigos, la de Colatino, Lucrecia, bordando y suspirando por la ausencia de su marido. Colatino había ganado.

El príncipe envidioso de la suerte de su primo, planeó la venganza seduciendo a Lucrecia.

Sexto Tarquino, el príncipe, una noche se ausentó del campamento para ir a la residencia de Lucrecia. Esta le recibió con toda atención a la par que con total rechazo a la intención del príncipe. Este, para salir con la suya, le aplicó un puñal a la garganta.

A la mañana siguiente Lucrecia mandó una nota llamando a su marido

Acudió Colatino, acompañado por sus amigos, Lucrecia contó lo sucedido y para confirmarlo y no sobrevivir a su deshonra se clavó una daga en el corazón y murió en brazos de su marido.

Conocido lo acaecido todo el pueblo de Roma se rebeló contra el rey y su hijo, que tuvieron que huir. Fue el fin de la Monarquía romana y principio de una nueva etapa:la República.Habían transcurrido dos siglos y medio desde la fundación de Roma.

Los romanos, tras el caso de Lucrecia, no querían saber nada más de reyes y adoptaron una nueva forma de gobierno, la “res pública”.

Los inicios de la nueva etapa no fueron fáciles. La ciudad estaba aislada y se empobreció. Los dueños de tierras, los “patricios” lo soportaban, no así los “plebeyos” que decidieron retirarse al monte Sacro, es la primera huelga general de la historia.

La aristocracia se dió cuenta de que no podría vivir sin la otra clase social.

Se pusieron de acuerdo para que hubiera una nueva magistratura con un tribuno de la plebe. Además apreciaron la necesidad de establecer unas leyes que rigieran Roma. En éstas no se trataba de patricios y plebeyos, sino de “assidui”, ricos y “proletarii”, su riqueza es la propia “prole”.

Se establecióla Leyde las Doce Tablas, base de todo el “ius romano”, fundamento del Derecho Civil.  

Victoria “pírrica”

El año281 a. C. Tarento, pequeña colonia griega, la llamada Magna Grecia, fue atacada por los “romanos”. Los de Tarento pidieron ayuda al famoso guerrero y rey de Epiro, Pirro. En la llanura de Ausculum se encontraron las fuerzas de Pirro con los romanos mandados por los cónsules, Sulpicio y Decio. La batalla fue sangrienta tanto para las legiones romanas como para los combatientes epirotas. Decio murió y Pirro venció, pero fue una “victoria pírrica” Seis años después Pirro volvió a tierras itálicas siendo derrotado en “Maleventum”, que se llamaría después Benevento.   

Cartagineses y  romanos

Los cartagineses  basaban su hegemonía en la moderna agricultura y en el comercio protegido por su potente flota. Vivian en paz con los romanos. Cartago controlaba Sicilia, aunque había ciudades griegas con independencia. Roma no había intentado salir de la península Itálica.

Los cartagineses en su ocupación de Mesina abusaron de su población y ésta pidió ayuda a Roma para la expulsión de los cartagineses. Los romanos entraron en Mesina y después atacaron Siracusa. Animados por sus victorias los romanos armaron una flota y se dirigieron a Cartago. La lucha no cejaba pues barco que hundían los cartagineses, barco que construían los romanos. La flota cartaginesa fue derrotada junto a las islas Egadas en el año241 a. C. La rica Sicilia se convirtió en la primera provincia romana y la primera guerra “púnica”, entre Roma y Cartago, había terminado.

Odio eterno a Roma

El cartaginés Amílcar, que luchó en la guerra contra Roma, ardía en deseos de revancha. Consiguió formar una poderosa fuerza, en el año237 a. C.,  desembarcó en la península Ibérica, “Hispania” en fenicio. Le acompañaban sus tres hijos: Aníbal, Asdrúbal y Magón así como su yerno Asdrúbal, a los que hizo jurar “odio eterno a Roma”

Amílcar murió ahogado y le sucedió su yerno Asdrúbal, que fundó Cartago Nova, Cartagena. Ocho años después Asdrúbal fue asesinado y le sucedió Aníbal.

Este puso sitio a Sagunto, ciudad aliada con Roma, que resistió, hasta la muerte de todos los saguntinos.

Aníbal se dirigió haciala Galiacon intención de marchar sobre Roma.

Los romanos dirigidos por Publio Cornelio Escipión vinieron a Hispania, tomó Cartagena y Magón se vio obligado a salir de la península. Asdrúbal marchó al encuentro de su hermano Aníbal, lo que fue impedido por el cónsul romano Claudio Nerón.

Aníbal atravesó los Alpes y continuó ganando batalla tras batalla. El año216 a. C. derrotó a las legiones romanas en Cannas.

Dado que Escipión aliado con el rey númida Masinisa marchaba sobre Cartago, Aníbal se desentendió de Roma por salvar a Cartago.

Aníbal y Escipión se encontraron en Zama viéndose vencido el primero tuvo que escapar hasta que acorralado y por no caer en manos de los romanos se envenenó, año 182  a. C.

La conquista de Grecia

Entre la segunda y tercera guerras púnicas, libró Roma contra Grecia las tres guerras llamadas “macedónicas”.

A la muerte de Alejandro Magno en323 a. C. el sueño de un imperio panhelenístico se esfumó. Sus cinco herederos se repartieron el pastel y Grecia quedó políticamente dividida en dos Ligas,la Aqueayla Etolia.Únicamente se unían ante la amenaza del reino de Macedonia.

Roma respetaba a Grecia considerándola su madre espiritual.

Al rey Filipo V de Macedonia le molestaba la omnipresencia de Roma y aprovechó la victoria de Aníbal en Cannas para unirse a éste y acosar a Roma. Las ciudades griegas, que en principio le apoyaron, se volvieron contra Filipo y éste tuvo que abandonar las tierras romanas. Este fue el principio y fin de la primera guerra macedónica.

Años después Persero, hijo de Filipo V, unió a todas las ciudades griegas para luchar contra Roma. Emilio Paulo les hizo frente y les derrotó en Pidna el año186 a. C. Sesenta ciudades de Macedonia fueron arrasadas, con la victoria les dió una libertad limitada, ya que quedaba sometida a la “polis”, a las leyes dela Repúblicaromana. Es la segunda guerra macedónica.              

Esta situación de dependencia despertó enla LigaAqueaun nuevo enfrentamiento contra Roma, dado quela Repúblicaluchaba contra Cartago

En146 a. C. el cónsul Mummio venció a los griegos en el istmo de Corinto y arrasó la ciudad con toda su riqueza. Es la tercera guerra macedónica.

La Héladepasó a ser provincia romana con el nombre de Macedonia

Cien años después Julio Cesar mandaría reconstruir la ciudad  

Delenda est Cartago

Ante los requerimientos del rey númida, Masinisa, para luchar contra los cartagineses, Roma envió una potente armada con cuatro legiones. Ante la supremacía romana Cartago pidió condiciones de paz. Las condiciones impuestas no las podía aceptar Cartago, ciudad fuerte y bien defendida.

En el año148 a. C. llegó a las puertas de Cartago el joven Escipión Emiliano, nieto adoptivo del “Africano”. Escipión puso sitio a la ciudad. Dos años después dió el asalto definitivo, que duró siete días dejando arrasada la ciudad.

Habiendo  muerto el rey de Numídica, Escipión repartió el reino entre los tres hijos del rey y  el territorio pasó a ser una provincia romana    

Para Escipión la destrucción de Cartago era presagio de la que padecería Roma  

Recuerda que eres hombre

Roma había ido tejiendo una red de comunicaciones, por tierra y mar, como nunca se habían visto. Donde hubiera una revuelta, pronto acudían las legiones para sofocarla.

La expansión territorial implicaba su abastecimiento,  los nuevas tierras debían servir de fuentes de abastecimiento. Sicilia granero, Hispania no sólo granero sino mina de hierro y plata. Roma tenía intereses políticos y económicos.

Algunos pueblos se romanizaron pronto pero otros se opusieron

Los lusitanos, con el joven pastor Viriato (llamado así porque llevaba siempre un brazalete, en latín “viris”), formaron un frente de lucha que tuvo en jaque a los romanos durante diez años. El cónsul romano sobornó a tres embajadores lusitanos para que asesinaran a Viriato. Los asesinos quisieron cobrar por su obra y el cónsul les respondió: “Roma no paga traidores”.

Los celtíberos de Numancia resistieron durante veinte años. Rechazaban a las legiones, les preparaban escaramuzas, los terribles inviernos de las llanuras de Soria les hacían exclamar es  el “terror Rei públicae”.

En134 a. C. Escipión desembarcó en Hispania y se dispuso a poner un completo cerco a Numancia, dejando que los numantinos fueran muriendo de hambre. Nueve meses duró el sitio. Al fin Numancia se rindió y Escipión la arrasó. Roma recibió al vencedor de Numancia al grito de “Numantino”. Un esclavo, que iba en la carroza, debía decirle de cuando en cuando “Memento homo est”  (recuerda que no eres más que un hombre).

El sueño de Escipión

La saga de los Escipión fue una de las más famosas de Roma. Cornelio Escipión Calvo inició la conquista de Hispania en el curso de la segunda guerra púnica,218 a. C. Junto a su hermano Publio luchó contra Asdrúbal

Publio Cornelio Escipión, hijo de Publio, fue procónsul de Hispania y conquistó Cartago Nova, venció en la batalla de Zama a Aníbal.

Publio Cornelio Escipión Emiliano destruyó Cartago y Numancia.

“Cursus honorum”

El cursus honorum consistía en ir subiendo una larga escalinata de magistraturas. Una auténtica carrera de cuadrigas en el terreno político. Los aspirantes se presentaban en el Foro vestidos con una túnica blanca, “toga cándida” (de donde viene “candidato”), se debían dejar ver. En tiempo dela Repúblicael órgano de más poder residía en el Senado      

Formar parte del Senado suponía haber alcanzado el “sumun” del Cursus honorum.

Republicanos y Demócratas

En tiempos dela Repúblicase daban dos tendencias opuestas: los defensores del “status quo” de la  nobleza y los que luchaban por los “derechos del pueblo”.

Desde la segunda mitad del siglo II a. C. la economía dela Repúblicaiba viento en popa, lo que no dice que la distribución de la riqueza fuera justa. Permitía a los ricos ser más ricos y a los pobres más pobres. El lujo entró en Roma, con mansiones en las ciudades y en los campos.

En el año 133 un aristócrata, Tiberio Graco, se propuso implantar unas leyes de reforma agraria con reparto de tierras a los pobres. Tan mal fueron acogidas que Tiberio Graco murió asesinado. Diez años más tarde su hermano Gayo quiso seguir la línea de Tiberio. Los contrarios cargaron contra él y sus seguidores, muriendo tres mil de éstos. Gayo consiguió escapar cruzando el Tiber, pero ordenó a un esclavo que le clavara la espada.

El año 107, Gayo Mario un “homo novus” llevó a cabo una reforma del ejército. El general que dirigía la legión (cuya insignia era un águila) contrataba a sus legionarios, los  armaba y les pagaba con el botín obtenido tras las victorias.

Gayo Mario hubo de enfrentarse con un subalterno, Lucio Cornelio Sila, republicano convencido, aunque de origen aristocrático. Sila ganó a los independentistas del norte, lo que no consiguió Mario

El rey del Ponto, Mitrídates, se propuso levantar a Grecia contra Roma y ocupó la provincia romana de Asia Menor, asesinando a cuantos hablaran latín.

Ordenó se asesinara a ochenta mil. Sila embarcó con sus tropas para luchar contra Mitrídates al que venció, (perecieron cincuenta mil soldados y ocho mil prisioneros fueron ejecutados).

Sila entró triunfante en Roma hizo que se le otorgase la dictadura y adoptó el sobrenombre de “Félix”. Derogó todas las leyes otorgadas por los populares y castigó severamente a cuantos osaran interponerse en su camino. Nadie había matado más ciudadanos romanos como él, con el “fin de fortalecerla República”    

Ganado con rostro humano

La gloriosa República, después el Imperio, se sostenía gracias a una ingente masa de seres, humanos esclavizados, que no contaban como ciudadanos, sino como ganado.

Las reformas de Sila no trajeron bienestar, sino más pobreza y desigualdad.

Sila hubo de enfrentarse en el oeste con Sertorio y en el oriente con Mitrídates.

Quinto Sertorio, partidario de Mario, convirtió a Hispania en una provincia disidente y plantó cara a Roma.

Mitrídates volvía a la carga en Siria.

Un joven general, lleno de orgullo y hambriento de gloria, llamado Pompeyo el Grande, se encontró sin estos enemigos. Sertorio fue asesinado por sus oficiales y Mitrídates, a quien los venenos no le hacían efecto, tuvo que suicidarse con su propia espada.

El año73 a. C. se produjo un levantamiento de esclavos. Cabecilla de la sublevación era un tracio llamado Espartaco, que fue gladiador y legionario, escogió el medio más acertado para alcanzar la libertad, poner tierra por medio. Se dirigió hacia el norte venciendo a los que se le ponían delante, pero al llegar ala GaliaCisalpina, sus hombres desistieron seguir y se volvieron hacia el sur.

Espartaco y los suyos se encontraron con Marco Licinio Craso y sus legiones, que acorralaron a  los rebeldes, pues no tenían naves para embarcar. Espartaco mató a su caballo para eliminar cualquier intento de huida. Espartaco murió luchando.

Pompeyo y Craso, siendo rivales, formaron una candidatura conjunta para la magistratura más elevada del Estado. El año70 a. C. sería el consulado de Pompeyo y Craso.

Piratas del Mediterráneo

Los piratas del Mediterráneo procedían de Cilicia, el extremo más oriental del Mare Nostrum. Era el terror de los navíos mercantes que surcaban las aguas. Rápidos y escurridizos, abordaban  las embarcaciones y cargaban con su mercancía.

Roma se sentía ultrajada, el joven Julio Cesar fue raptado en el año 75 a. C. y hasta su rescate estuvo 38 días  Los piratas pidieron por el rescate 20 talentos a lo que respondió Julio: “No sabéis quién soy yo; yo valgo por lo menos 50”, y envió a unos de sus hombres a buscar los 50 talentos. Una vez liberado pretendió acabar con los piratas y no lo consiguió. Otros, como Marco Antonio, también lo intentaron sin conseguirlo.

Seria Pompeyo quien arrinconó a los piratas en su guarida de Cilicia y en tres meses los redujo totalmente. En lugar de matarlos los instaló como granjeros  e incluso formó una ciudad para ellos que denominó Pompeyópolis.

Roma recuperó la tranquilidad y supo mostrarse generosa.

El arte de hablar

La espada somete voluntades, la palabra conquista inteligencias. Los romanos sabían que “Inter armas silent leges” (entre las armas enmudecen las leyes) y recomendaban

“si vis pacem, para bellum” (si quieres la paz, prepárate para la guerra).

Julio Cesar, Marco Tulio Ciceron y Antonio Molon adquirieron cultura griega y romana en Rodas.

Ciceron consideraba la elocuencia como su mejor arma. Se sirvió de ella frente a Quinto Hortensio, a Antonio Hybrida y a Lucio Sergio Catilina.

Por sus discursos se le tituló “pater patriae” (padre de la patria). Después de llegar a ser el primer humanista romano y el gran maestro de la oratoria, fue cruelmente asesinado.

Sus últimas palabras fueron “Non ignoravi me mortalem genuis”

La guerra de las Galias

Gayo Julio Cesar fue nombrado gobernador dela Galiael año59 a, C.  Cesar derrotó primero a los helvecios, después a los belgas, siguió sometiendo otros territorios,  llegando a Britania. El jefe de los auvernos se sublevó, pero fue acorralado en Alesia. Cesar la cercó y rechazó a los galos que vinieron en su ayuda.

Al fin la población de Alesia se rindió. ¡La Galiaera romana!

Un filósofo estoico y amigo de Pompeyo argumentaba: Los pueblos sometidos a Roma deben estar agradecidos porque se les “obligaba” a participar de una civilización superior

Los siete años que duraron las campañas militares en las Galias fueron registrados por  Julio Cesar en su obra “De bello Gallico”                

“Alea iacta est”

¡La suerte está echada!

El año52 a. C., Clodio, defensor de los intereses de Cesar en Roma, fue asesinado. Ante la anarquía reinante el Senado nombró a Pompeyo para ejercer como  cónsul único.

Pompeyo reunió sus fuerzas y marchó sobre Roma.

Cesar se encontraba en Rávena con su legión. Enterado de la presencia de Pompeyo mandó que un destacamento marchara hacia el sur. Pasó el Rubicón (un riachuelo) pronunciando la célebre frase “Alea iacta est”.

Temiendo la llegada del triunfador de las Galias, Pompeyo y parte del Senado abandonaron Roma.

Conociendo Cesar que su enemigo huía hacia el sur, aceleró la marcha para darle alcance.  En 60 días Cesar se hizo dueño de toda la península.

Pompeyo llegó a Brindisi para embarcar, refugiarse en territorios griegos y ayuda de sus monarcas. Cesar pasó por Roma, se hizo con el tesoro público, marchó a Hispania, sometió a los lugartenientes de Pompeyo. De vuelta a Roma fue nombrado dictador.

A continuación fue a Brindisi para, cruzando el Adriático, perseguir a Pompeyo. Al fin se produjo el encuentro. Los pompeyanos fueron arrasados. Pompeyo se vio obligado a huir a Egipto y cuando pisaba arenas africanas un romano renegado le atravesó con una espada y  un egipcio le cortó la cabeza.

Dispersos se encontraban muchos pompeyanos. Unos se unieron con el hijo del rey Mitríates. En el año47 a. C. Cesar acudió a tierras de Asia Menor, llegó a Cela, redujo a los rebeldes en un abrir y cerar los ojos. Dirigió al Senado esta frase:”Veni, vidi, vinci”      

La Nariz de Cleopatra

Al aproximarse Cesar a las costas de Alejandría contempló las llamas en que ardía el  Faro de la ciudad, la más grandiosa de las costas mediterráneas y que tres siglos antes fundó Alejandro Magno.

Se alojó Cesar en el palacio real. En discordia estaban Ptolomeo y Cleopatra.

En principio Cesar no tomó partido por ninguno de los dos, pero un día se presentó Cleopatra, de nariz aguileña,  ante Cesar y éste quedó seducido y enamorado.

Este comportamiento de Cesar escandalizó a los romanos. Pasados años Cesar fue a Roma llevando a Cleopatra e incluso erigió una estatua de Cleopatra, junto al templo de Venus.

En el año45 a. C. el Senado honró a Cesar con el título de “divino Iulius”.

Tras la muerte de Cesar, Cleopatra volvió a Egipto. El general romano Marco Antonio solicitó a Cleopatra para castigar a los que habían asesinado al “divino Iulius”.

También Marco Antonio cayó en brazos de Cleopatra  

Tuvo Marco Antonio que acudir a Roma y tratar temas de gobierno, con Augusto y Lépido,  formaron un triunvirato. Marco Antonio volvió al encuentro con Cleopatra.

Octavio vio peligrar la unidad de Roma y se lanzó a la lucha contra Marco Antonio derrotándolo en Accio en31 a. C. La flota de Octavio llegó al puerto de Alejandría y ésta tomada al asalto. Marco Antonio se clavó su propia espada y Cleopatra prisionera.

Antes de ser llevada a Roma sus criadas le llevaron una cesta de frutas junto con una cobra que le mordería y causaría la muerte.

¿Tú también, hijo mío?

Julio Cesar en el año46 a. C. se convirtió en el amo dela República.Colocóuna efigie suya, junto a las de los siete reyes que presidian el Capitolio, se coronó con una diadema de oro, construyó un nuevo Foro con templo a Venus, fundó colonias reorganizó la distribución del trigo y reformó el calendario.

Calpurnia, mujer de Cesar, tuvo un sueño de malos presagios para su marido. Este no hizo caso y a la mañana se encaminó hacia el Senado por el camino, en su litera, recibió otros avisos. Una vez dentro del Senado y habiéndose sentado se le acercó Tulio Cimber, uno de los conjurados en el magnicidio, haciéndole una petición para un hermano suyo. Sin más palabras Cimber le agarró y le clavó un puñal. Cesar le cogió el brazo y le preguntó ¿”Qué es esta violencia”? intentando levantarse, pero otros se lo impidieron y muchos puñales aparecieron de los que recibió 23 puñaladas. Una de estas se la dió su propio hijo, (quizá adoptivo), Marco Bruto. De aquí la pregunta:

¿Tú también, hijo mío?

Ara Pacis Augustae

A la muerte de Cesar su sobrino-nieto Gayo Octaviano, con veinte años, se encontraba en Apolonia y se disponía a partir para Partia, pero al conocer la muerte de Cesar decidió marchar a Roma. A su llegada se enteró de que en el testamento de Cesar le nombraba heredero y le trasmitía su nombre  Gayo “Julio Cesar” Octaviano.

Se formó un triunvirato: Antonio a cargo de las provincias orientales; a Octaviano las occidentales y a Lépido África. Apartado Lépido con el nombramiento de “pontifex maximus”, quedaron frente a frente, los otros dos, que vino a ser una lucha por el poder, con escenario Egipto. Perdió Antonio y quedó  Octaviano. Pasado un tiempo Octaviano quiso devolver el poder al Senado, ya que había paz.  El Senado no aceptó la entrega y por el contrario le nombró “princeps” “primero entre sus pares” y le concedió el título de “augusto”. Desde ahora se le llamará “Octavio Augusto”. Ya no será República romana, sino Imperio romano, la escultura de Augusto, “Prima Porta” con el brazo extendido, es el icono de este periodo.      

Octavio Augusto mantuvo la paz, fomentó la agricultura, facilitó la prosperidad y conjuntó a buen grupo de intelectuales.

Octavio Augusto fue el artífice de la “pax romana”, esa paz que se consigue a base de imponer la autoridad sin que se note

El Senado ordenó la construcción de un altar consagrado a la paz de Augusto “Ara Pacis Augustae”

El emperador murió, ya anciano, de muerte natural. Como no tenía descendencia la herencia recayó en su hijastro, Tiberio, hijo de Livia, esposa de Julio Cesar.

Viviré en los siglos

La “pax augustae” trajo la prosperidad en las artes y en las letras. Consejero y amigo de Augusto fue Gayo Mecenas, quien patrocinó a Virgilio, Horacio, Ovidio, y Tito Livio. Con ellos culmina la edad de oro de las letras latinas.

Mecenas (patronímico de nuestro “mecenas”). Un Imperio necesita espíritus enaltecidos y que eso no se consigue sólo con riqueza y poder, sino con ese alimento espiritual que es la literatura.

A Publio Virgilio Maron le correspondió la composición de la gran epopeya romana. Durante diez años trabajó Virgilio en la “Eneida”, donde narra los viajes de Enea, que huyendo de Troya desembarcó  en la costa itálica. Antes dela Eneidaescribió las “Bucólicas” y las “Geórgicas”, donde afirma “felix qui potuit rerum cognoscere causas” (feliz el que es capaz de descubrir las causas de las cosas).

Ovidio escribió las “Metamorfosis”; “Ars amatoria” (el arte de amar); “Remedia amoris” (remedios de amor); “Amores” (elegías dirigidas a su amante Corinna); “Heroidas” (cartas de las heroínas). Fue desterrado a la costa del Mar Negro.

Pasó el tiempo implorando perdón a Octavio sin obtenerlo. Murió el año 17.

Poeta lírico e intimista fue Quinto Horacio Flaco, que escribió, entre otros, “Dulce et decorum est pro patria mori” (dulce y honroso es morir por la patria). Escribió para que su obra perdurara, como él mismo dice: “Exegi monumentum aere perennius” (he levantado un monumento más duradero que el bronce)

Si Virgilio compuso la gran epopeya romana, Tito Livio escribió la historia de Roma,

“Ab Urbe condita”, obra que le ocupó los últimos cuarenta años. Esta obra es  también conocida como la “Década”,  por haberse publicado de diez en diez libros, los 142 que la componen.

Ad Kalendas Graecas

Para medir el tiempo, los pueblos antiguos se guiaban por el Sol (para los años) yla Luna(para los meses). Para todos no resultaba igual y cada uno tenía su calendario (la palabra latina procede de Kalendae) para medir los días, los meses y los años.

Se dice también que la palabra “kalende” viene de “caleo”, proclamar.

Los griegos saltaban de cuatro en cuatro, de olimpiada a olimpiada. Los romanos contaban los años “ab urbe condita” o “post reges exactos”

El año estaba dividido en 10 meses. Los cuatro primeros: Martius (dedicado a Marte), Aprilis (consagrado a Venus, en etrusco, Apru), Maius (ofrecido a la diosa Maya), Iunius (a la diosa Juno). Los siguientes por el lugar que ocupaban: Quintilis, Sextilis, etc. Hubieron de añadir dos meses más: Ianuarius (dedicado al dios de los umbrales) y Februarius (en honor de Februo, dios de las purificaciones).           

Julio Cesar contrató a Sosígenes, astrónomo de Alejandría, para reformar el calendario. Estableció para los meses pares 30 días, excepto febrero con 29, y para los impares 31.

Efectuó una corrección. Cada cuatro años el mes de Febrero el día 24 se repetía., así se obtenía el “ante diem bis sextum Kalendas Martias”, de donde procede la palabra “bisiesto”

Culminó la reforma denominando Iulius, en memoria de Julio Cesar, al mes Quintilis. Posteriormente se cambió el nombre del octavo por Augustus, en memoria de Octavio Augusto.

Debemos a los romanos los nombres de los días de la semana. El primer día, “dies Solis”, dedicado al Sol; el “dies Lunae,  ala Luna, el “dies Martis” al dios Marte, el “dies Mercurii” a Mercurio, el “dies Iovis” al padre Júpiter, el “dies Veneris” a la diosa Venus, y el “dies Saturni al dios Saturno. Por influencia judaica, este último pasó a  Sábado, y por influencia cristiana, el primero pasó a ser el “dies Dominicus” el día del Señor, Domingo. Los alemanes e ingleses mantienen la raíz original (Sontag, Sunday)

Las horas no seguimos al modo latino: “prima, tertia, sexta, nona,..” solo en conventos.  

La primera dama del Imperio

Octavio se casó con Escribonia, que dio a luz una hija Julia. Octavio se divorció y se unió con Livia sin dejar descendencia.

Livia, con Tiberio Claudio Nerón, tuvo dos hijos: Tiberio y Druso. Druso moriría en campo de batalla.

Octavio casó a su hija Julia con Marco Agripa dándole cinco nietos. La mala conducta de Julia, por su legión de amantes, la llevó al destierro  en la isla de Pandataria

Livia mediante “occultis artibus” consiguió que Octavio en el año 4 d. C. adoptara como heredero a, hijo de Livia y Tiberio Claudio Nerón, Tiberio, con el nombre de Tiberio Julio Cesar. Livia para evitar que su anciano marido, Octavio, cambiara de heredero un día le dió higos envenenados, muriendo el año 14 d. C. Livia pasó de ser la esposa del emperador a madre del nuevo emperador Tiberio, a quien manejaba.

Tiberio dejó de pedir consejos a su madre Livia y ésta, ya anciana, prestaba atención a su nieto Claudio, cuyas taras físicas eran motivo de vergüenza para la familia.

A pesar de todo llegaría a ser emperador.

Livia, que se invistió de la “maiestas” romana, murió el  29  d.C. a los 87  años.

Fue enterrada en el mausoleo de Augusto, como primera dama del Imperio.

Su bisnieto Calígula la llamaría “Ulixes stolatus” (Ulises con estola).  

Arde Roma

A Tiberio le sucedió Calígula. Se llamaba Gayo Cesar Germánico, hijo de  Germánico  y Agripina y bisnieto de Augusto y Livia. Los soldados le llamaron “Calígula” porque de pequeño su madre le presentó vestido de uniforme con diminutas sandalias militares (“Calígula”). Buena acogida tuvo su subida al trono imperial, pero pronto una enfermedad  trastornó su equilibrio psíquico y comenzó a comportarse despóticamente y hacer locuras. Decía: “que me odien con tal que me teman” Se casó con su hermana Drusila y nombró cónsul a su caballo, Incitato, para el que construyó una cuadra de mármol y pesebre de marfil.

A los tres años, en el año 41 la guardia pretoriana lo asesinó

La guardia pretoriana proclamó emperador a Claudio, hermano (retrasado) de Germánico y tío de Calígula, que contaba 51 años. Suetonio nos lo describe en pocas palabras: reía estúpidamente, de innoble cólera, de boca abierta, de insoportable balbuceo y de continuo temblor de cabeza.

Su cuarta esposa, hermana de Calígula y madre de Nerón le envenenó con setas, que comía con fruición.

A Claudio le sucedió su sobrino Nerón, con 17 años. Su despotismo tiránico comenzó a ser insoportable a partir del año 64 cuando se incendió Roma. Nerón echó la culpa del incendio a los, llamados por el pueblo, cristianos, a los que persiguió y los echó a los leones. Nerón acabó suicidándose.

En el año 68 Galba hizo su entrada triunfal en Roma siendo nombrado Emperador.

A los seis meses, Otón, antiguo compañero de Nerón rebeló a la guardia pretoriana contra Galba, que fue muerto. Otón será ahora Emperador, que se suicidó a los tres meses ante la sublevación del gobernador de Germania, Vitelio.

Poco  después las legiones nombraron Emperador de Oriente a Flavio Vespasiano y al ser asesinado Vitelo, seria Vespasiano el cuarto Emperador del año.  . 

Los indignos sucesores de Augusto quedan condenados a una infamia permanente.

Preceptor de un loco

La educación de Nerón recayó sobre el filósofo Lucio Anneo Séneca, que intentó transmitirle los valores tradicionales de los romanos: austeridad, valor, amor a la patria, respeto a la ley.

Sensato y honesto comenzó su gobierno Nerón. Ordenó que los gladiadores no murieran en la arena. Pronto empezó a obsesionarse con el arte y a creerse un dios.

Deseoso de perpetuar su memoria, cambiaria el nombre de ciudades y meses. Su primera víctima seria su propia madre, Agripina, a la que mandó acuchillar

Las atrocidades cometidas por Nerón fueron innumerables. Quitaba de en medio a confidentes, consejeros, senadores, a todo aquel que se pusiera delante. Asesinado fue el poeta Lucano, el escritor Petronio y su amigo y preceptor Séneca, que viéndose perseguido a muerte, mandó a su médico preparase una copa de cicuta para bebérsela después de cenar.

En el 68 el Senado le destituyó y condenó a muerte. El pueblo lo descuartizó    

Pan y Circo

Los emperadores se consideraban “amigos del pueblo”. Sabían que la plebe solo desea, con codiciosa ansiedad, dos cosas: “panem et circenses” (pan y circo).

Repartir trigo y muertes de gladiadores.

El Emperador Vespasiano para evitar trifulcas sucesorias instituyó el principado, que regulaba la sucesión en la familia Flavia, a la que pertenecía.

En el año 70, el príncipe Tito destruyó Jerusalén y accedió al trono, construyó el anfiteatro Flavio, llamado enla EdadMedia“Coliseo” por estar muy cerca de la estatua conocida como “el Coloso” (un Nerón de36 metros)

La antigua ocupación política de los hombres debía ser canalizada por espectáculos que sirvieran para popularizar al emperador. Las carreras del circo se completaban con el teatro y con los espectáculos en el grandioso Coliseo

El pueblo romano no solo necesitaba satisfacer el estómago, sino también alimentar el ocio, ese tiempo insulso e incontrolable, tan peligroso para los que quieren gobernar sin contar con los gobernados. Góngora escribió:

Ándeme yo caliente,

Ándeme yo caliente

Y ríase la gente

Traten otros del gobierno

Del mundo y sus monarquías,

Mientras gobiernan mis días

Mantequillas y pan tierno,

Y las mañanas de invierno

Naranjada y aguardiente,

Y ríase la gente.

La ciudad enterrada

Pompeya era una ciudad hermosa situada a 12 Km del monte Vesubio, en la bahía de Nápoles. Era una ciudad de descanso, con el gran Anfiteatro, el antiguo Teatro Grande y medio centenar de “thermopolia” (bares) con vinos dela Campania.

El 24 de agosto del año 79, siendo Tito emperador de Roma, Pompeya dejó de existir. El Vesubio, que era un volcán desconocido por los romanos, entró en erupción. La emisión de lava cubrió la ciudad. Murieron unas cinco mil personas.

Pompeya quedó  enterrada bajo varios metros de tierra volcánica.

Tras siglos de excavaciones, la ciudad enterrada fue emergiendo como si hubiera permanecido aletargada.    

El emperador filósofo

Domiciano, el último emperador Flavio, adoptó el título de “dominus et deus”, señor y dios, y decretó en 88 d. C. la expulsión de todos los filósofos por considerarlos subversivos. Como temía a sus contestarios los hizo desaparecer, pero otros muchos no estaban de acuerdo con el emperador, por ejemplo los senadores. No veían con buenos ojos la monarquía sucesoria impuesta por Flavio. Su misma esposa, Domicia Longina, incitó un complot contra Domiciano y fue asesinado en el 96.

El viejo senador Marco Coceyo Nerva fue nombrado emperador. Para sucesor se estableció que sería el propio emperador quien adoptara, preparara y asociara al trono al siguiente emperador. Así a Nerva le sucedió Trajano, a Trajano sucedió Adriano, a Adriano le sucedería Antonio Pio y a éste Marco Aurelio. Este último, llamado el “emperador filósofo”. Como filósofo siguió el pensamiento estoico, tomando las cosas con filosofía, aceptando el destino adverso, considerarse un grano de arena en la inmensidad del universo y vivir con dignidad las pruebas de la fortuna. En las ocho campañas contra los germanos, en las orillas del Rhin y del Danubio, soportó las inclemencias del tiempo, las incertidumbres de las batallas, siendo capaz de escribir en griego los pensamientos más profundos sobre la vida, la virtud y el destino.

Marco Aurelio era severo consigo mismo e indulgente con los defectos ajenos.

Quiso aplicar la ley de Trajano que prohibía que los cristianos hicieran público su testimonio aceptando el martirio. Condenó a muerte a san Justino y a muchos mandó decapitar o echar al foso de los leones   

Marco Aurelio adoptó a su hermano Lucio Vero. Como Lucio Vero murió antes que él, en 169, tuvo nuevamente que adoptar y lo hizo eligiendo a su hijo Cómodo, de buenas cualidades y edad de 16 años. y le dió el título de “Augusto”.

Al acceder al trono Cómodo cambió el estoicismo de su padre por un hedonismo irreflexivo, buscando el placer como único consuelo, como único fin de una existencia que no tiene esperanzas más allá de esta vida. Sus días acabaron cuando fue asesinado.

Sangre en la arena

Marco Aurelio dejó el Imperio en manos de su amado hijo Cómodo el año 180 d.C.  Tres años después, al regresar a palacio, Cómodo fue asaltado por un asesino que le entregó un escrito al tiempo que gritaba ¡Esto de parte del Senado! e intentaba apuñalarle, pero lo impidió la guardia. Se descubrió que todo había partido de su hermana Lucila, por considerarse relegada. Lucila fue desterrada y moriría poco después.

El suceso dejó marcado al joven Cómodo con terrible pavor a la oscuridad, desconfianza y odio al Senado. Fue entonces cuando se desentendió del gobierno, nombró valido a Perenne y se dedicó a los más disolutos placeres. Más que cazador era carnicero que disfrutaba viendo caer a los animales. Le fascinaba la lucha de los gladiadores y que le saludaran a la par que gritaran ¡Ave, Caesar, morituri te salutant!  (Ave, Cesar, los que van a morir te saludan).

Cómodo sentía envidia de los gladiadores y los quiso emular combatiendo en 735 ocasiones armado de casco, espada y escudo, saliendo victorioso ya que el contrincante  manejaba espada de plomo.

A Cómodo le hubiera gustado morir sobre la arena, pero murió a manos de un gladiador que le degolló cuando se debatía entre la vida y la muerte tras haber ingerido un veneno preparado por Macia, su concubina favorita año 192     

Con este signo vencerás

Se cuenta que en el siglo VI a.C. una anciana pretendió que el rey Tarquino el Soberbio le comprara nueve libros. Los libros contenían las profecías de la “sibila” de Cumas.

Al fin estos libros serian guardados en el templo de Júpiter.

Estaban escritos enigmáticamente, pero profetizando el futuro del Imperio

Roma se convertiría en un enorme cuerpo sin alma. Ya no gobernaba al mundo, sino que del mundo vendrían los que se consideraran aptos para gobernarla.

Tras la muerte de Alejandro, el último Severo, año 235, Roma se sumió en la anarquía.

Las incursiones de los pueblos bárbaros eran cada vez más frecuentes.

En el año 270 el hijo de un campesino de Iliria, Aureliano, fue proclamado emperador por los soldados. Aureliano restauro el orden, atacó a los bárbaros y amuralló Roma.

Años más tarde Diocleciano estableció la tetrarquía, es decir la connivencia de cuatro emperadores: dos con titulo de Augustos y los otros dos con el de Césares.

La tetrarquía funcionó unos treinta años, es decir, hasta que entró a formar parte de ella Flavio Valerio Constantino que quería gobernar solo. Primero vencer a Majencio, que se había proclamado emperador.

Según cuentan Constantino, en el año 312,  una noche tuvo un sueño en el que vio en el cielo los escudos de sus legionarios con una cruz y las palabras “In hoc signo vincis”.

Constantino a la mañana siguiente ordenó se pintara en los escudos la cruz y una gran cruz precediera a las legiones.

Los soldados de Majencio llevaban pintada en su bandera el Sol, símbolo del paganismo puesto por Aureliano.

El encuentro se produjo junto al puente Milvio, sobre el Tiber. Los legionarios de Constantino masacraron a los soldados de Majencio y las aguas del Tiber se tiñeron color sangre y arrastraron miles de cadáveres.

Por la victoria y en agradecimiento Constantino publicó el Edicto de Milán, año 313, que proclamaba la libertad religiosa y devolvía a los cristianos los bienes que les habían sido retenidos. Presidió el primer Concilio ecuménico en Nicea, año 325. Fue bautizado poco antes de morir.

En el año 326 comenzó la construcción de Constantinopla, en el antiguo emplazamiento de Bizancio, a orillas del Bósforo, que a partir de entonces sería la “Nueva Roma”

A Constantino le sucedieron sus tres hijos: Constantino el Joven se quedó con Hispania,la Galiay Britania; Constancio con Tracia y el Oriente; Constante con Itálica, Iliria y África

Pronto saltaron luchas entre ellos.

Constancio se convertiría en el único dueño del Imperio, cuya capital seria Constantinopla

Sucesor de Constancio fue su cuñado Juliano, llamado el “Apóstata”, porque a pesar de estar bautizado, renegó de la religión cristiana, persiguió a los cristianos y volvió a los cultos paganos      

Las lágrimas de Agustín

El gran peligro del Imperio a finales del siglo IV eran las frecuentes incursiones de los pueblos bárbaros del norte.

Pero lo que el Imperio necesitaba era un hombre formado en la milicia.

Ese hombre no podía ser otro que el general hispano Teodosio.

Flavio Valente, emperador de la parte oriental fue muerto defendiendo Adrianópolis de los visigodos, año 378,  y Flavio Graciano, emperador de la parte occidental, nombró a Teodosio sucesor de aquél. Teodosio firmó con los visigodos la permanencia mientras lucharan bajo sus órdenes.

Cuando murió Graciano, Teodosio se convirtió en el dueño del Imperio, siendo el último emperador romano que mantuvo unidos Oriente y Occidente.

Teodosio prohibió los cultos paganos y estableció el cristianismo como religión oficial       del Estado.

Cuando murió dejó las riendas del mundo en manos de sus dos hijos: Arcadio y Honorio. Arcadio se hizo cargo de Oriente y Honorio de Occidente. Ya nunca más estarían unidos Oriente y Occidente.

A la muerte de Teodosio se sublevaron los visigodos y marcharon a tierras Itálicas.

A pesar de la actuación de Estilicón, godo al servicio del Imperio, entraron y saquearon Roma el 24 de agosto de 410. El Imperio se desmoronaba.

Para Agustín la invasión de Roma significaba el fin de una era, así lo escribió en la obra: “de civitate Dei”

De joven Agustín fue pagano y cristiano en la madurez. Fue romano “a capite ad calcem” (de pies a cabeza). Su inquieto corazón le llevó a buscar la verdad en la secta maniquea y en la filosofía escéptica. Viajó desde su Tagaste natal a Cartago y de allí a Roma y Milán, donde conoció al obispo Ambrosio, cuya amistad fue determinante para su conversión. Años más tarde seria obispo de la diócesis de Hipona

Agustín lloró, pues veía en realidad el final de un mundo, del mundo antiguo.

El azote de Dios

Los vándalos tomaron Cartago en 439 y fundaron un reino africano

En 455 saquearon Roma durante catorce días. Mientras otro pueblo más temible atacaba por el noroeste: se trataba de los “hunos”, capitaneados por el temible rey Atila. Según decían, donde pisaban los cascos de su caballo no volvía a crecer  la  hierba.

Atila era bajito y ancho, con cabeza grande y ojos pequeños

El rey de los hunos exigió un tributo anual y una zona al sur del Danubio, a condición de no atacar los dominios de Teodosio: lo que hizo Teodosio no fue otra cosa que escurrir el bulto y enviar a los hunos hacia el oeste, es decir, contra el Imperio de Occidente, regentado en nombre de Valentiniano por su madre Gala Placidia.

El general germano Aecio, sucesor de Estilicón organizó una gran fuerza, de romanos y godos, que  se enfrentó con Atila en los Campos Cataláunicos (Chalons-sur -Marne)

Los bárbaros vencieron a los bárbaros, los bárbaros romanizados a los bárbaros sin romanizar. Un ejército de visigodos, burgundios, alanos y francos bajo el mando de Aecio derrotó a los hunos obligándoles a retirarse hasta el Rhin

Volvió Atila para resarcirse de la derrota y desgarrar las entrañas del Imperio

Le salió al paso el único que podía detener al “flagelum Dei” (azote de Dios) el Papa León I, llamado el Magno. El encuentro tuvo lugar a orillas del rio Mincio, cerca de Mantua. No se sabe lo que  dijo el Papa León al rey Atila pero lo cierto es que Atila y los hunos dieron media vuelta y salieron de tierras Itálicas

Valentiniano consideró que su general le quería destronar le dio muerte. Valentiniano, a su vez, fue asesinado por los seguidores de Aecio.

Aprovechando el desconcierto reinante Genserico, rey de los vándalos tomó Roma.

               

FECHAS  DE  HECHOS  Y  NOMBRES   ROMANOS   MEMORABLES

753 a. C.   Fundación de Roma

717            Muerte de Rómulo. Le sucede Numa Pompilio

534            Tarquino el Soberbio

509            Inicio dela República

321             Derrota de los romanos en las “Horcas Caudinas”

264             Primera guerra “Púnica”, que termina en 241

237             Amílcar Barca conquista Hispania

219             Aníbal asedia Sagunto. Segunda guerra “Púnica”, que termina en 202

149             Comienza la tercera guerra “Púnica”

146             Destrucción de Cartago por Escipión Emiliano

133             Escipión toma Numancia

121             Gayo Graco, hermano de Tiberio, reanuda las reformas agrarias

100             Mario es nombrado    

  82             Dictadura de Sila

  63             Consulado de Cicerón. Conjura de Catilina

  60             Primer triunvirato entre Pompeyo, Cesar y Craso

  44             Cesar, dictador vitalicio y su asesinato.

  43             Segundo triunvirato entre Octavio, Antonio y Lépido

  27             Octavio es nombrado “augusto”. Inicio del Imperio

  14 d. C.    Muerte de Octavio, le sucede Tiberio. Dinastía Julio-Claudia.

 37 a64     Calígula, Claudio, Nerón. Incendio de Roma

  69             Galba, Otón y Vitelio. Vespasiano emperador. Dinastía Flavia

  70             Tito, hijo del emperador, destruye Jerusalén y construye el Coliseo

  81             Domiciano

  96             Nerva. Dinastía de los Antoninos

 98 a108  Trajano, Adriano, Antonino, Marco Aurelio y Cómodo, asesinado en 192

193             Séptimo Severo. Dinastía de los Severos

227 a  253  Alejandro Severo, Maximino, Gordiano, Filipo el Árabe, Decio, Valeriano.

270 a  284  Aureliano y Diocleciano

323             Constantino el Grande. Juliano el Apóstata en el 361

379             Teodosio el Grande

395             Arcadio y Honorio, emperadores de Oriente y Occidente, respectivamente

455             Saqueo de Roma. En 476  “fin del Imperio romano de Occidente”